Fracasando en el Nintendo

Daniel Tabares Toledo

12/08/14, Parque Biblioteca de San Javier

El primer taller del proyecto de Territorios en Código Abierto y Colaborativo, “Fracasando en el Nintendo”, tuvo lugar en el Parque Biblioteca Presbítero José Luis Arroyave - de San Javier. En este participaron algunos gestores culturales y técnicos en cultura digitales de las 18 unidades de información del Sistema de bibliotecas Públicas de Medellín que serán impactadas por el proyecto.

Este taller tuvo como propósito reconocer como personas al grupo de participantes, al igual que al equipo de trabajo. Además, se realizó una introducción sobre el propósito del proyecto y su metodología basada en los principios de Un/Loquer y de Casa Tres Patios.

El taller comenzó con una actividad de reconocimiento de todos los participantes y del equipo de trabajo. A la entrada del lugar, se le tomó a cada uno una fotografía instantánea, las cuales fueron repartidas al azar entre los participantes. Cuando cada participante se presentaba, quién tuviera su foto debía escribir los datos que éste daba (nombre, biblioteca onde trabaja, algo que le gusta y algo que no le gusta), por l oque se veían forzados a prestar atención a quien hablara. Posteriormente, cada uno pegaba la foto en un mapa de la ciudad, ubicándola en la biblioteca a la que pertenece el personaje de la foto.

Seguido de esto, se le pidió a los participantes que se reunieran por grupos para instalar la herramienta Hot Glue en sus computadores, dándoles unas breves instrucciones para que publicaran con ella una foto y un texto. Los participantes se encontraron con muchos problemas para realizar esta actividad, como dificultades para conectarse a la red, demoras en la instalación de la herramienta, confusión con las instrucciones dadas, entre otros. Al terminarse el plazo para realizar la actividad, los talleristas preguntaron a los participantes cómo se sintieron, a lo que respondieron generalizadamente que se sintieron frustrados y confundidos, pues las instrucciones no fueron claras y tuvieron muchos problemas para instalar la herramienta y trabajar con ella. Ante esto, los talleristas revelaron que precisamente la idea de la actividad era que fracasaran en el intento de usarla, pues de este fracaso también podían sacar aprendizajes.

Con esto dieron pie a una presentación breve en la que relataron algunos fracasos reconocidos, o incluso a fracasos de la vida cotidiana, con el objetivo de demostrar que de cada uno de ellos surgieron otros aprendizajes que llevaron a experiencias exitosas.

Seguido de esta presentación, los talleristas presentaron el proyecto y sus propósitos de contribuir a la consolidación de Bibliolabs como espacios de interacción y cocreación entre las distintas unidades de información del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín.

Luego de esto, se les presentó a los participantes un breve recorrido por diferentes lecturas de territorio a lo largo de la historia, que han llevado a otras maneras de narar las cosas.

Finalmente, se realizó una actividad en la que cada participante debía relatar en 3 fichas bibliográficas diferentes fracasos que han tenido, ya sea a nivel personal o a nivel laboral dentro de las bibliotecas, a modo de twitter análogo. Luego de escribir esto, lo publicaron utilizando la herramienta Status, en la que previo a esta actividad realizaron el registro de su usuario.

Este primer taller sirvió como un piloto del proceso de formación del proyecto, en el que se pusieron a prueba las metodologías, herramientas y conceptos propuestos inicialmente. De acuerdo a esto, cabe resaltar que los participantes se vieron mucho más comprometidos y motivados en participar en las actividades prácticas, como aquellas en las que les exigían salirse de su zona de confort al hablar de sus propios fracasos y tratar de aprender de ellos, o de experimentar con herramientas y aplicaciones sin obtener instrucciones detalladas. Caso contrario sucedía en las actividades magistrales, pues aunque abarcaban temas interesantes y pertinentes, la atención de los participantes en general se vio dispersa.

Aunque los ejercicios realizados con las herramientas fueron pertinentes a la temática del fracaso y en ese sentido cumplieron su propósito, falta profundizar en el uso de esas herramientas, de manera que los participantes puedan sacarles el mayor provecho posible para la ejecución de sus actividades en las bibliotecas. Aún así, este aspecto de las herramientas se puede profundizar con la realización de instructivos o tutoriales, que además sirvan como referencia para que los participantes recuerden sus conocimientos y sean capaces de replicarlos con sus pares en el futuro.

En cuanto a la metodología del taller, es necesario mejorar en el manejo del tiempo y de los ritmos de las actividades, pues algunas se podían hacer muy extensas, mientras que otras tuvieron que darse con afán, impartiendo mucha información en poco tiempo. manejo del tiempo y de los ritmos. También es necesaria una mejor comunicación entre los talleristas, de modo que todos tengan iguales oportunidades de expresarse y de enriquecer los contenidos que están impartiendo.

Por último, es importante pensar en estrategias de aprendizaje que permitan una participación activa de los participantes, de modo que el conocimiento se construya entre todos. Si bien las explicaciones teóricas son esenciales, no deben ser lo principal, pues los asistentes pueden perder el interés en la actividad.